Nuevo Proyecto de Ley Para Las AFP. O Como Aumentar Las Cotizaciones de Los Trabajadores

Nuevo Proyecto de Ley Para Las AFP. O Como Aumentar Las Cotizaciones de Los Trabajadores
08.05.2013
Por Mario Paz, Secretario de Los Hijos de Mafalda
 
Nuevo Proyecto de Ley Para Las AFP.
O Como Aumentar Las Cotizaciones de Los Trabajadores
Frente a la crisis que están viviendo las administradoras de fondos de pensiones o AFP., el presidente de la República de Chile, en su afán de enfrentar y solucionar el problema de las condiciones de la jubilación de todos los chilenos, acaba de presentar un “Proyecto de Ley que pretende disminuir la cotización de un 3% a un 2% al fondo de cesantía y el diferencial sería cotizado en la AFP”.

 

La noticia sigue así: “De 10% a 11% podría aumentar la cotización que, mes a mes, aportan los trabajadores a su cuenta de capitalización individual, y que es administrada por una AFP. Eso, si es que se aprueba el proyecto que el ejecutivo anuncio que enviaría al congreso”. Diario Financiero viernes 3 de Mayo 2013. Página 18

 

Ahora bien, expliquemos cómo se genera el seguro de cesantía. Por ejemplo, si tienes un sueldo de $205.000 pesos mensuales, a este se le descuenta el 20% por cotizaciones, que en dinero serían 41 mil pesos, los que son distribuido de la siguiente forma: un 7% (14.300 pesos) se destina a salud, ya sea FONASA o ISAPRE, y un 12,3% (25.215 pesos), pasa directamente a las AFP, los cuales según la ley se distribuyen en un 10% (20.500 pesos) que se ahorrarán, y un 2,3% (4.715 pesos) es lo que cobra la AFP., a cada trabajador por la administración de sus fondos. El saldo del 0,7% restante (que son $1.435 pesos), pasa como aporte de los trabajadores al seguro de cesantía.

 

Pero este seguro de cesantía, por lo que el gobierno da a entender, también recibe un aporte de los empleadores, que se entrega de la siguiente forma: “cotización obligatoria del empleador al fondo de cesantía solidario = 0,8%”, y “cotización obligatoria del empleador a la cuenta individual = 1,6%”. Además según el Diario Financiero, el aporte de los trabajadores al seguro de cesantía es solamente de un 0,6%, (y no el 0,7% que establece la ley), lo que arroja un total de un 3% del sueldo mensual de un trabajador o trabajadora.

 

Este 3% es el aporte que se realiza mensualmente por el trabajador y el empleador al seguro de cesantía, pero además a dicho aporte debemos agregar que el Estado anualmente aporta con una cantidad fija de dinero al seguro de cesantía. La nueva ley pretende establecer que de este 3%, un 1% pase directamente a aumentar la cotización de los trabajadores a las AFP., y solamente un 2% se conserve en el seguro. Esta propuesta se justifica en que hoy el seguro de cesantía tiene acumulado más de 7 mil millones de dólares, fondo que no solo no decrece sino que está constantemente en aumento, de lo cual podríamos decir que 1) o nadie cobra el seguro, o 2) que lo que paga el seguro es muy poco. No debemos olvidar que los que administran el dinero del seguro de cesantía son las mismas AFP.

 

La propuesta del gobierno, implica materialmente que: la “cotización obligatoria del empleador al fondo de cesantía solidario, se mantendría en el 0,8% del sueldo del trabajador”; la “cotización obligatoria del empleador a la cuenta individual de 1,6% disminuirá a un 0,9%”, y el aporte de los trabajadores al seguro de cesantía que es de un 0,6%, disminuirá también a un 0,3%. Entonces el 1% restante será aportado directamente por fondos del Estado. Todo esto con el fin de mejorar las jubilaciones.

 

Esta propuesta nos deja contentos a todos, pero en realidad es un nuevo engaño del modelo subsidiario, y aunque ustedes no lo crean, nuevamente nos están “Cagando”. Usted se preguntara “¿Cómo?”, acá esta la explicación:

 

En primer lugar, éste pareciera que es un beneficio para los empresarios, ya que se disminuye en un 0,7% el aporte que realizan a la “cotización obligatoria del empleador a la cuenta individual”: nos están dando a entender que los empresarios van a pagar menos, lo que es falso.

 

En segundo lugar, “si bien es cierto que son aportes que realizan los empleadores, ellos a la vez lo descuentan de la indemnización por años de servicios, por lo que en definitiva es al trabajador a quien se le descuenta la cotización” (Diario Financiero viernes 3 de Mayo 2013. Página 18). Esto quiere decir que en la práctica los empleadores no hacen ningún aporte al seguro de cesantía, por el contrario, el aporte que hacen al seguro de cesantía es un mecanismo de ahorro para la empresa, que es cobrado al momento de pagar las indemnizaciones por años de servicio a los trabajadores al ser despedidos. Este supuesto aporte que hacen los empresarios al seguro de cesantía, no es más que una muy buena propaganda para ellos, por que los empresarios son siempre los buenos ¿O no?

 

En tercer lugar, nos queda totalmente claro que, si esta ley es aprobada, lo que pasará finalmente es que el aporte del 1% a las AFP., será realizado exclusivamente por los trabajadores, NO por los empresarios como se pretende dar a entender. Esta ley es un mecanismo indirecto de aumento de la tasa de cotización de los trabajadores y trabajadoras a las AFP.

 

En cuarto lugar, esta ley lo que hace es entregar más dinero de nuestros impuestos a las AFP., para que sigan jugando en la bolsa de valores. Con este dinero pretenden recuperar los ahorros perdidos de los cotizantes en los años anteriores.

 

En quinto lugar, las AFP., con estos nuevos recursos podrán aumentar sus niveles de ganancias, gracias al dinero fresco que les permitirá realizar nuevos juegos de negocios o nuevas inversiones para su propio beneficio.

 

En sexto lugar, el aumento del 1% a la cotización, no mejorará las jubilaciones de los trabajadores y trabajadoras, ya que el problema no está en el porcentaje de cotización, sino que está en que los propietarios de las AFP., se apropian de más de 3 billones de pesos al año, dinero que es propiedad de los y las trabajadoras de Chile.

 

En séptimo lugar, el dinero del seguro de cesantía es dinero que nos pertenece principal y casi exclusivamente a los trabajadores, trabajadoras y al pueblo, ya que somos nosotros los que pagamos directamente el seguro de cesantía, mientras que el dinero restante lo aporta el Estado, cuyos recursos provienen principalmente del pago de nuestros impuestos. Y no debemos olvidar que quienes pagamos más impuestos en Chile somos nosotros: los trabajadores y el pueblo.

 

Finalmente, este proyecto de ley es un nuevo subsidio a los empresarios chilenos e internacionales.
 

Ahora usted juzgué, ¿Nos están pasando gato por liebre nuevamente?
 
Ta mal pelao’ el chancho. ¿No?