FIN A MONSANTO BIEN VENIDO BAYER

FIN A MONSANTO BIEN VENIDO BAYER

    El 14 de septiembre de este año (2016), los teletipos y la prensa mundial informaban que el “grupo alemán Bayer cerró la compra de la estadounidense Monsanto en $66.000 millones de dólares. Así lo difundió la firma alemana esta mañana en un comunicado. Bayer pagará 128 dólares por acción. Vale recordar que empezó ofreciendo 122 dólares por acción y la semana pasada había extendido su propuesta a 127,5 dólares por acción. La operación fue aprobada por unanimidad tanto por el directorio de Bayer como Monsanto y la transacción se hará en efectivo. Con la adquisición se constituirá la compañía más grande de agroquímicos y semillas del mundo con ventas superiores a los $28.000 millones de dólares[1]”.

 

    ¿Pero qué es Monsanto Company?, lo primero que debemos exponer es que esta empresa “es una multinacional estadounidense productora de agroquímicos y biotecnología destinados a la agricultura. La sede de la corporación se encuentra en Creve Coeur, San Luis, en el Estado de Missouri. Es líder mundial en ingeniería genética de semillas y en la producción de herbicidas, el más famoso de ellos es el glifosato, comercializado bajo la marca Roundup”.

 

    Esta fue “fundada en 1901 por John Francis Queeny, Monsanto producía en un principio aditivos alimentarios como la sacarina y la vainillina; en la década de 1920 ya producía numerosos productos químicos industriales como ácido sulfúrico y PCB y en la década de 1940 se había convertido en un importante productor de plásticos, incluyendo poliestireno y fibras sintéticas. Monsanto consiguió logros notables en el campo de la industria química y sus científicos estaban a la vanguardia de la investigación en hidrogenación asimétrica catalítica; la compañía fue la primera en producir en masa diodos emisores de luz (LED). La compañía también fabricó productos polémicos como el insecticida DDT, los PCB, la somatotropina bovina recombinada y el Agente Naranja, utilizado en la guerra de Vietnam por Estados Unidos y responsable de la muerte de cientos de miles de personas y de la destrucción o daño de millones de hectáreas de selva y cultivos”.

 

    Monsanto fue pionero en la modificación genética de células vegetales, y uno de los cuatro grupos que anunciaron la introducción de genes en plantas en 1983; también fue uno de los primeros en realizar ensayos de campos de cultivo modificados genéticamente en 1987. Continuó siendo una de las diez mayores empresas químicas estadounidenses hasta que se deshizo de la mayor parte de estas compañías entre 1997 y 2002 a través de un proceso de fusiones y escisiones que enfocaron a la empresa hacia la biotecnología.

 

    La compañía fue una de las primeras en aplicar modelos de negocio de la industria biotecnológica a la agricultura y en introducir el uso de técnicas desarrolladas por la empresa Genentech y otras compañías farmacéuticas y biotecnológicas a finales de la década de 1970 en California. En este modelo de negocio, las empresas invierten mucho en investigación y desarrollo, para después amortizar los gastos y generar beneficios gracias a la utilización y aplicación de las «patentes biológicas» derivadas de la investigación. La apuesta de Monsanto por este nuevo modelo de desarrollo agrícola, junto con su ambición de crear un sistema global y uniforme que le asegure sus derechos de mejora vegetal desde la década de 1980 le han generado numerosos conflictos con agricultores, cuya práctica habitual había sido siempre guardar, reutilizar, compartir y desarrollar en comunidad nuevas variedades de plantas. El hecho de patentar semillas ha sido visto como una amenaza a la biodiversidad y un acto de biopiratería. También se ha criticado los posibles y graves perjuicios a la salud e impacto ambiental negativo de sus productos, algunos de los cuales han sido prohibidos en Europa y otros países. El papel de Monsanto en los cambios agrícolas, los productos biotecnológicos y los grupos de presión formados en las agencias gubernamentales —casos de sobornos— para evitar mayores controles y su historia en la industria química han hecho de la compañía una empresa muy controvertida y cuestionada[2].

 

         Pero Monsanto, sea hecho famosa por la generación de semillas transgénicas, que efectivamente han producido un daño a la flora y fauna planetaria. Esta empresa además, se ha ido apoderando y eliminando las semillas naturales, con la finalidad de monopolizar la producción de alimentos. Además es una de las empresas responsables de la desaparición y extinción de las “abejas” y otros insectos que participan del proceso de polinización, con la finalidad de eliminar la biodiversidad alimentaria. Monsanto, junto a Syngenta y el mismo Bayer, han sido las empresas que con sus semillas, pesticidas y medicamentos han estimulado el cremento de enfermedades como el cáncer, y al mismo tiempo, estas empresas son las productoras de los medicamentos para esta misma enfermedad.

 

         Incluso, Monsanto compró los “servicio” de inteligencia Blackwater, que no es más que un ejército privado que ha participado en múltiples violaciones de Derechos Humanos en zonas de guerra. Blackwater “tiene denuncias internacionales por violaciones a la Ley, y habiendo adquirido fama por sus masacres de civiles en Irak y otros países, Blackwater cambió su nombre en el año 2009. No obstante, continúa siendo el mayor contratista privado del Departamento de Estado de Norteamérica, como una agencia secreta de “servicios de seguridad” que practica terrorismo de Estado dándole al gobierno la posibilidad de negarlo[3]”.

 

         Ahora bien, el tema es que Monsanto es una empresa nefasta, ha cometido crímenes en todo el mundo, y principalmente, es una empresa que se ha dedicado monopolizar la matriz alimenticia del planeta. Estos hechos transformaron a esta empresa en el objeto de los cuestionamientos de todos los organismos internacionales defensores de la biodiversidad, y de organizaciones que luchan por la libertad de la propiedad de las semillas y el fin de los alimentos transgénicos. Incluso, en algunos países, ya se ha prohibido la utilización de los productos de Monsanto, hecho que a agravó la situación de Monsanto a nivel mundial. Todo lo anterior agravado por que “su producto estrella, el herbicida Roundup, ahora le está causando más problemas que beneficios. Su uso masivo a nivel mundial ha provocado el surgimiento de malezas resistentes, y además crece la evidencia de su toxicidad. La idea de desarrollar cultivos transgénicos resistentes al Roundup ha resultado ser un tiro por la culata. Si el herbicida no sirve, entonces tampoco sirve el transgénico[4]”.

 

    La situación de Monsanto, se agrava aún más producto de que el jueves 4 de febrero de 2016 “la corporación de biotecnología y agronegocios europea Syngenta aceptó una oferta de compra de la empresa estatal china ChemChina. Con esta transacción los chinos se han apropiado de 20% del mercado mundial de agroquímicos”. La participación de los chinos en este mercado, se transforma en un peligro concreto para Monsanto, empresa que se encuentra deslegitimada ante los ojos del mundo.

 

         Todos estos elementos agravaron la situación de Monsanto a nivel mundial, lo que hizo que comenzará a perder mercados donde poder seguirse expandiendo, por lo tanto, limitando el proyecto de monopolización de la matriz alimenticia mundial. Frente a esto, los propietarios de esta empresa deciden realizar una acción extrema, hacer desaparecer la marca, ocultarla al público por medio de su venta a una empresa a la cual no se le cuestiona su trabajo y con una imagen pública inmaculada, esta fue Bayer.

 

         Desaparece Monsanto como empresa pública, pero la elaboración y comercialización de sus productos se mantiene, pero con una nueva marca. Con esto se mantiene y concentra el proyecto de monopolización de la matriz alimenticia mundial.

 

         Hoy gracias a la compra de Monsanto por Bayer, se ha producido un hecho político relevante, ya que el enemigo planetario a desaparecido, y todo el trabajo que se había realizado hasta la fecha sobre la denuncia de los males que generaba Monsanto se ha perdido, más aún cuando Bayer, es una empresa que tiene un alto prestigio a nivel mundial como farmacéutica.

 

         Bayer al comprar Monsanto, por un lado hace frente a la participación China en este mercado, al crear una mega empresa agro-química-farmacéutica, y en segundo lugar, y no menos importante, esta compra viene a ocultar todos los problemas y denuncias contra Monsanto, y en el proceso se hizo propietaria de todos los productos que afectan la tierra, a los animales, insectos y la salud de la población. Esto quiere decir que las semillas transgénicas y todo el daño que estas provocan se mantendrán y proyectarán en el tiempo, pero sin los cuestionamientos asociados a Monsanto.

 

    Gracias a esta situación, se podrá seguir comercializando sin ningún problema la semilla conocida como “Terminator”, la que “Mediante la biotecnología moderna es posible cultivar plantas que no produzcan semillas con descendencia viable. Esto se conoce como la tecnología de semillas estériles o tecnología GURT Gene Use Restriction Technologi[5]. La utilización de esta semilla se hará necesaria a la brevedad gracias a la extinción de las abejas y otros bichos que participan del proceso de polinización, lo que se agrava con el calentamiento global y los cambios climáticos asociados a este. La desaparición de la marca Monsanto, posibilitará ahora a la mega empresa Bayer monopolizar el proceso de producción de alimentos a nivel mundial.

 

    Finalmente, este artículo tiene como finalidad establecer la necesidad de comenzar a dar una lucha abierta y sistemática contra la mega transnacional Bayer, empresa responsable de la rápida extinción de las abejas e insectos polinizadores, productora de semillas transgénicas que dañan la tierra y la salud de todos los seres vivos, acciones que son realizadas con la exclusiva finalidad de monopolizar la producción alimenticia mundial. Al mismo tiempo, no debemos perder de vista las acciones de la empresa China Syngenta, ya que esta puede seguir los pasos de la desparecida Monsanto.

 

Para seguir leyendo descarga este archivo y pinche aquí

 

 

Mario Paz Montecinos

Secretario General de Los Hijos de Mafalda

 

“El Mayor Compromiso Con Nuestro Pueblo

Es La Organización.

Por eso Súmate Al Trabajo de Los Hijos de Mafalda”



[1] http://www.lanacion.com.ar/1937672-confirmado-bayer-cerro-la-compra-de-monsanto-en-us-66000-millones

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Monsanto

[3] http://www.tercerainformacion.es/antigua/spip.php?article76395

[4] http://www.agenciaecologista.info/editoriales/1001-la-venta-de-syngenta-los-chinos-ganan-monsanto-pierde

[5] http://www.monsanto.com/global/es/noticias-y-opiniones/pages/monsanto-va-a-desarrollar-o-vender-semillas-terminator.aspx