La Democracia Cristiana, el partido golpista vuelve a mostrar sus garras, esta vez en contra de la Venezuela Bolivariana

17.03.2014 21:53

Por Luis santibáñez, Presidente de Los Hijos de Mafalda

 

El día Jueves 6 de Marzo, el diario el mercurio presenta en su portada el siguiente titular:

"Senado respalda propuesta de la DC que condena la violación de los DD.HH. en Venezuela. A la iniciativa se sumó el apoyo del PS y del PPD, alcanzando así un acuerdo en la Nueva Mayoría". 

En el diario de Agustín, se hace referencia al documento elaborado en primera instancia por el Senador DC Patricio Walker, el que posteriormente es complementado por el senador Eugenio Tuma del Partido por la Democracia (PPD). Este documento básicamente se refiere a las supuestas violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela, entre las que se destacan, aunque sin mayores detalles y precisiones, el encarcelamiento a líderes estudiantiles, supuestas situaciones de tortura, censura y persecución a los medios de comunicación, y particularmente el encarcelamiento de Leopóldo López.


Claramente, ni la Democracia Cristiana, ni el Mercurio, tienen pruebas fehacientes frente a semejantes acusaciones. Ahora bien, si bien es cierto que Leopoldo López se encuentra privado de libertad y que se canceló la transmisión de CNN en Venezuela, estas medidas funcionan con una lógica bastante razonable, cuando el objetivo del gobierno y el pueblo Venezolano es caminar hacia el Socialismo. De lo contrario, si la voluntad fuera acabar con todos los progresos sociales y de desarrollo humano comenzados con Chavez, se deberían aplicar las medidas de austeridad del FMI, liberar a los terroristas opositores como López, y permitir que CNN generara un clima de desinformación masiva, para que mientras tanto, se desnacionalicen las empresas petroleras. Pero eso no ocurrirá, mientras el gobierno del presidente Nicolás Maduro, profundice las políticas socialistas de nacionalización de empresas, y los procesos de alfabetización, que han tenido notables resultados en el país Bolivariano.


Pero más allá de establecer si la DC y el Mercurio dicen la verdad o no, cuando ya hay suficientes antecedentes que lo cuestionan profundamente, el punto es cómo la historia de las posiciones políticas que toman algunos partidos, y particularmente la Democracia Cristiana, se vuelven a repetir de manera casi calcada de la realidad en épocas y sucesos del pasado en relación a la actualidad. En ese sentido, interesante es recordar como el Partido Demócrata Cristiano (PDC) durante la década del 60 llevó a cabo con el ex presidente Eduardo Frei Montalva a la cabeza, políticas de EEUU como la "Alianza para el progreso", la que tenía por objeto impulsar un conjunto de reformas sociales que contuviera a las masas populares y así evitar levantamientos como ocurrió en Cuba con la revolución dirigida por el Movimiento 26 de Julio en 1959.


Sin embargo, esa democracia Cristiana reformista de los años 60 distaba mucho de la DC de los años 70, ya que en ese entonces EEUU, pero particularmente el presidente Nixon y la CIA, tenían un plan estratégico para derrocar al presidente Salvador Allende, y dentro de ese plan había que incorporar a toda costa al PDC, pero esta vez no para contener el proceso hacia la revolución socialista, sino para aniquilarla de cuajo. Para dicho fin, EEUU, además de financiar al diario el Mercurio, para generar un clima de Caos social adicionalmente al desabastecimiento, el alza estrepitosa de los productos de consumo básico y el mercado negro, utilizó grandes cantidades de dinero para generar divisiones políticas.

Lo anterior, apunta a establecer que el PDC recibió dinero de la CIA para deslegitimar al gobierno de Salvador Allende, lo cual es una acusación empíricamente comprobable, ya que los mismos informes elaborados por la CIA, particularmente el informe CHURCH, establecen que la CIA aprueba un fondo de 250.000 dólares para el PDC con el fin de impedir el ascenso de Allende, refiriéndose a la situación con las siguientes palabras: “Frei y su equipo de confianza lo utilizara”. Dicho y hecho, fue así como en 1971 el PDC comenzó a apoyar los paros gremiales. Luego, en diciembre de ese año, participó con el Partido Nacional y el Frente Nacionalista Patria y Libertad en la llamada “marcha de las cacerolas vacías”.

“A comienzos de 1971 -sostiene el Informe- fondos de la CIA permitieron que el PDC y PN compraran sus propias estaciones de radio y diarios”, precisamente por cuanto serían los mensajes comunicacionales los que debían sembrar un estado de anormalidad sicológica en la población, generando, a través de las campañas del terror, miedos irracionales al “totalitarismo marxista”.


Sólo para rematar y entregar más datos sobre la real inspiración golpista de la DC, hay que establecer que el comité 40 del informe CHURCH de la CIA, detalla con mucha precisión lo siguiente: “13 de noviembre (de 1970): el Comité 40 aprueba 25.000 dólares para apoyar candidatos de la Democracia Cristiana; el 22 de marzo (de 1971): el Comité 40 aprueba 185.000 dólares adicionales para apoyar al Partido Demócrata Cristiano; el 10 de mayo (1971): el Comité 40 aprueba 77.000 dólares para la compra de una imprenta para el diario del Partido Demócrata Cristiano. La imprenta no se compra -añade el Informe- y los fondos son utilizados para apoyar el diario; el 26 de mayo (1971): el Comité 40 aprueba 100.000 dólares para ayuda de emergencia que permita al Partido Demócrata Cristiano pagar deudas de corto plazo”.


En coherencia con lo anterior, y como suceso que calza como anillo al dedo a todo el financiamiento que la CIA hace a la DC, posterior al golpe de Estado de 1973, el entonces presidente de la DC Patricio Alwin declara lo siguiente: “la mejor garantía para el restablecimiento de la normalidad democrática (era) la incorporación institucional de las Fuerzas Armadas al gobierno, con poderes efectivos para realizar las rectificaciones…”.


Con la información expuesta anteriormente, no cabe ninguna duda que la DC de hoy, a pesar de presentarse públicamente como un partido de centro, incluso de centro izquierda, es la misma Democracia Cristiana que fue instrumento del terrorismo de Estado, es la misma DC controlada por la CÍA y el departamento de Estado Norteamericano, es la misma Democracia Cristiana que desde la contraloría, el parlamento y los tribunales comenzó a sabotear al gobierno de la Unidad Popular, hasta que logró golpearlo. Pero no sólo acabó con un gobierno, sino que aprobó la aniquilación de todo un pueblo y su proceso de liberación social.

Además, hoy la DC Chilena es consecuente con su herencia golpista de la década del 70, ya que el ala fascista de la DC fue la que heredó el poder desde hace 40 años atrás y lo ha mantenido hasta el día de hoy. Por esa misma razón, y como si la historia se repitiera, hoy la DC contribuye a un nuevo golpe de Estado, esta vez en contra de la hermana república Bolivariana de Venezuela, pero más que contribuir, se presenta como cabeza de la oposición Chilena a dicho régimen, tanto así que la alianza sólo votó a favor del proyecto sin emitir mayores declaraciones, y fue la DC la que se encargó de aglutinar al PS y al PPD, para que el Senado Chileno volviera a deslegitimar a un proceso Socialista, igual como lo hizo con Salvador Allende, pero esta vez, en contra de Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela. 


Finalmente, el título de este artículo tiene mucho sentido histórico y de realidad, ya que al igual como ocurrió en la década los 70, EEUU quiere aniquilar los procesos de liberación en los pueblos de América Latina, para eso coaptan a los más conservadores del centro político, en este caso la DC, sin la necesidad de contar con la ultra derecha, en ese entonces el Partido Nacional, y hoy la alianza por Chile. Esta última, siendo la coalición más conservadora y fascista, sólo apoya la propuesta, ya que la punta de lanza en contra del régimen Venezolano esta vez viene desde el "centro", una situación bastante similar, sino calcada a lo que ocurrió en Chile en 1973. Ante dicha situación nacen las siguientes interrogantes: ¿Estará recibiendo más dinero de EEUU la DC o le estarán agradeciendo a EEUU los privilegios acumulados en estos últimos 24 años gracias al golpe de Estado en Chile?

 

Para descargar este artículo pinche aquí

 

Fuentes


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=162405